¿Cuál será el futuro de los espacios de trabajo?

22 abril, 2020 / By

Coronavirus, el Cisne Negro...

22 abril, 2020 / By

ARTÍCULO DE OPINIÓN: Arq. Daniel Stinchi, Responsable de Estrategia Comercial y Financiera de Kraftwelt.


Cuál será el futuro de los espacios de trabajo / Coronavirus, el Cisne Negro


Desde hace casi 40 años que somos Arquitectos, con más de 30 focalizando nuestro trabajo en Corporaciones locales e internacionales; al principio dentro de ellas y desde hace 20 años como empresa externa, proveedora de servicios de Arquitectura.

A lo largo de este tiempo, los espacios de trabajo han ido mutando principalmente debido a los diferentes cambios de paradigma que hemos vivenciado.

Mientras en los ´70s y 80s proyectábamos espacios cerrados, en el 2000 diseñábamos plantas libres; pasamos del mobiliario blanco y negro, y el enchapado en roble, a las oficinas multicolores del día de ayer. (Leer Artículo relacionado)



Hasta no hace poco, los “gurúes” de los espacios de trabajo pregonaban una catarata de consejos sobre cómo llevar adelante nuestras actividades laborales en “los no lugares”, tal como los llamara Marc Auge en los años 90.

Decían: -“… lo nuevo es el teletrabajo, el home office. El look and feel de las oficinas debe asemejarse cada vez más a los hogares para que los empleados se sientan confortables”…-

Íbamos camino a eso cuando el pasado viernes 20 de marzo tuvimos que encerrarnos urgente en nuestras casas. Un virus nuevo había apresurado el cambio. En 24 horas, el Cisne Negro había implantado el teletrabajo por imposición.



Hasta tanto la ciencia no logre descifrar el acertijo, nosotros deberemos familiarizarnos con sistemas, horarios, lugares, modos de trabajar, hasta con formas de vestir..!

Con el transcurrir de los días, intentamos adaptarnos en forma rápida a las nuevas circunstancias, sorteando aquellos limitantes que ésto conlleva… por ejemplo para un adulto mayor como yo.

En las primeras semanas de la cuarentena, veía a mis hijos de 24 y 26 años realizando sus actividades “a full” y en su salsa. Siempre habían soñado con el home office “eterno”. Los veía manejar libremente sus horarios, el trabajo, su tiempo libre… con más pilas que yo! que fui aprendiendo con el tiempo. Será que la costumbre de trasladarme diariamente a mi espacio de trabajo, de estar en contacto directo con personas, gestos, posturas, ánimos…es para mí de gran valor, puesto a que hace a un aspecto más social del trabajo, menos individualista…



Para mi sorpresa, hace un par de días atrás, comencé a vislumbrar en mis hijos cierto desgano. Conversando con ellos durante la cena, me contaron que extrañaban a sus compañeros de trabajo y los hábitos que compartían: los post almuerzos, los after offices, los meeting de grupo…todo aquello que les da el ámbito de trabajo. Lo único que rescataban como positivo del teletrabajo era la flexibilidad de los horarios.

No les voy a mentir… esbocé una sonrisa y pensé aliviado –“…vamos a seguir proyectando oficinas…”. Sin embargo, me pregunto…¿Cómo serán?…

¿Qué nuevos modelos surgirán de la experiencia?…

¿Cómo serán los nuevos paradigmas post-coronavirus?…

¿Volveremos a los despachos cerrados para distanciarnos de la gente…?

 


Fotos © Film Upside/Down / Oficinas 80s / Oficinas Google / Film Brazil